Pinacoteca

lunes, mayo 21, 2007

De los distintos tipos de amistades

Un amigo es alguien a quien quieres tener cerca
cuando deseas estar solo.
Barbara Burrow

Cuando un hombre es buen amigo,
también tiene buenos amigos
Maquiavelo

La amistad es algo curioso, frágil, unas veces etéro, casi imperceptible. Son difíciles de mantener pero una vez se encuentran, pueden ser sublimes. He aquí una lista totalmente subjetiva de los distintos tipos de amistades que creo posibles:
  • A veces uno se cree bien amigo de alguien sólo para descubrir que la persona no te ve de la misma manera.
  • Otras, la situación se revierte y es uno el que no le tiene mucho aprecio a alguien que sí te lo tiene a ti.
  • Algunos amigos son sólo para salir con ellos porque uno sabe que no le puede confiar sus pensamientos o sentimientos más íntimos pero disfruta su compañía.
  • En cambio, hay personas que te confían sus secretos más oscuros y no sabes por qué.
  • Hay personas que se acercan mucho a ti por un tiempo, que les tienes mucho cariño y ellos a ti pero por alguna razón u otra, se alejan y nunca vuelven a encontrarse.
  • Otras, no importa el tiempo que pasen sin hablarse o verse, retoman la amistad directamente donde la dejaron.
  • Hay amistades que cumplen su propósito en tu vida y no hay por qué extenderlas más allá de la vida natural de la relación. El que una de las dos personas no entiende cuando llega este momento sólo causa problemas.
  • Las peores amistades, son aquellas que te hacen creer que son buenas, duraderas, de toda la vida solo para de una forma u otra traicionar tu confianza.
Siempre hay personas que están muy cerca del corazón de uno, que se aman con todas las entrañas. Esas son las amistades que uno mantiene toda la vida, las que ven tu lado más oscuro, más perverso y pueden aceptarlo. Estas personas te acompañan toda la vida. Si tienes la dicha de encontrar este tipo de amigo (a), no lo dejes ir. Valen su peso en oro.

8 comment(s):

No te pondré en una situación incómoda, pero te diré que peso unas 230lbs.

By Blogger Jorge Ariel Valentine, at 23 mayo, 2007 09:19  

Es lindo imaginar que una persona así te pueda acompañar toda la vida. Yo creo que tengo esa dicha. Saludos.

By Anonymous Ciuda, at 23 mayo, 2007 10:37  

jorge - O_o

ciuda - qué bueno chico. yo todavía busco la persona pero tengo suerte en tener otras personas que me acompañan.

By Blogger Iva, at 24 mayo, 2007 13:44  

Ah yo me he topado recientemente con mucha gente de mi highschool y es como si el tiempo no pasara. Las mismas paveras asquerosas. :)

By Blogger Madam, at 26 mayo, 2007 09:58  

Iva querida... te entiendo y comparto tus pensamientos, y es que tantos "amigos" tanta soledad...
un abrazote

Pd. brindando por esa amistad, no olvides la convocatoria al aquelarre del 9 de junio

By Blogger Ana María Fuster, at 28 mayo, 2007 08:55  

madam - pues, en mi caso ha sido lo contrario con la gente de high school, pero así es la vida.

ana ma - ya la convocatoria del aquelarre está en mi calendario así que no te preocupes.

By Blogger Iva, at 29 mayo, 2007 01:41  

Siempre me he preguntado cuán normal era todas esas cosas que describes. A veces uno tiene fiebre de alguien y luego no se ven nunca más. Casi siempre yo me embollo con la gente más que la gente conmigo, o al menos eso queda entendido.

By Blogger Isabel Batteria, at 07 junio, 2007 09:40  

isa, sabrás que estuve unas semanas meditando sobre el tema hasta que por fin decidí escribirlo. me ha pasado eso que describes, que me embollo con alguien pero no sé si la persona siente el mismo entusiasmo. y sí he hangueado muchísimo con gente que luego nunca vuelvo a ver en mi vida...pero, es parte de, creo yo.

By Blogger Iva, at 07 junio, 2007 15:39  

Post a comment

<< Home